EL GUSTO POR OLERNOS EL POTO

perro

Sí. Los chilenos tenemos la costumbre de olfatearnos el poto cada vez que podemos. Igual que los perros. Ellos lo hacen para recolectar información sobre el otro animal. Y nosotros también (perdón por lo de animal).

Cuando le pregunten cuál es su apellido, de qué colegio salió o en qué comuna vive, sepa usted que lo que están haciendo es olerle su trasero, sin siquiera pedirle permiso. Somos expertos. Estamos entrenados para posar nuestras narices sobre colas ajenas y extraer información valiosa sobre quién tenemos en frente, saber cuánto pesa y si es gente común o gente como uno. ¡No se vaya a confundir!

Está tan arraigada esa costumbre entre nosotros que ni siquiera nos damos cuenta del importunísimo. Es tal la tentación de inclinarnos y hurguetear allí, que pocas veces nos resistimos. Y quién responde, inevitablemente, muestra también sus plumas y credenciales.

Y es que en Chile no es lo mismo salir del Villa María que del Compañía María. No es comparable entrar al Saint Georges que al San Jorge. No es igual estudiar Ingeniería Comercial que Ingeniería Comercial en la Católica. Y no es ni parecido apellidarse Ruiz que Ruiz-Tagle. ¿Me sigue?

Es todo un rito. Es parte de nuestra cultura clasista y arribista. Una práctica generalizada que está enquistada en toda la sociedad. Nadie se salva. Muy pocos en realidad. Y quienes gozamos de un buen currí-culo (quizás venga de ahí el origen de la palabra), gozaremos también de estatus, mejores oportunidades y un mejor futuro. Y es que en nuestro país un buen apellido o un buen colegio abren puertas…y muchas.

La manía por encontrar parentela también es parte del mismo juego. Cuando le pregunten si usted es pariente de mengano o fulano, también le están intrusiando sus partes más íntimas. Otra vez sin su permiso. Y si logran encontrarle algún lazo sanguíneo usted avanzará dos niveles. Si no hay coincidencias, corre en desventaja.

Es como estar inmersos justo ahí, en el medio. Tanto que perdemos toda perspectiva. Con una mano en el corazón, creo que hasta el colegio de nuestros hijos lo elegimos pensando más en nosotros y en los potos que allí encontraremos.

“No. Yo elijo el colegio pensando en la formación y los valores que imparten”- me dirá usted.

Bien. Le creo. Pero le apuesto que la gran mayoría de los apoderados del colegio que usted eligió para sus niños tienen el mismo ph justo ahí, donde termina la cintura. Y no creo que sea coincidencia.

¿Es bueno seguir oliéndonos el poto?

Reconozco haber olido varios en mi vida y seguir haciéndolo. Pero en un país que está cambiando y que reclama por más espacios y oportunidades para todos, pienso que es justo y prudente terminar con esta práctica hedionda. Debemos dejar de darnos ese gusto. Chile merece más, mucho más, que sólo olor a poto.


Por Matías Carrasco.

Estándar

59 thoughts on “EL GUSTO POR OLERNOS EL POTO

  1. Loreto dice:

    Matías, me encantan tus comentarios: sarcásticos, incisivos, humorísticos, irónicos… espero que muchos los lean para que se den cuenta de la realidad de la idiosincrasia de nuestro país, y que tus opiniones sean las mismas de mucha gente que no tiene tribuna para expresarse. Sigue con la diversidad de temas que publicas, aunque a veces la gente revierta algunas ideas con sus comentarios. Especialmente cuando está de acuerdo con ellos, pero te pidan respuestas sobre que harías tú, para superar o solucionar el tema que pusiste sobre la mesa. Todos tenemos derecha a expresarnos por suerte.

    Me gusta

  2. Esteban Cortés dice:

    Alguno dirá parte de la indiosincrasia chilena…pero creo que sería una falta de respeto para los “indios”… pues ese “pre”juicio también tiene olor a poto. Excelente comentario Matías y saludos

    Me gusta

  3. jonás dice:

    igual es llamativo que el autor firme matías carrasco r-t y no matías carrasco a secas. el uso de las iniciales r-t en este caso (que ni siquiera es usar un segundo apellido de frentón, que podría haber razones para hacerlo) tiene que ver con los mismos signos de pertenencia que el autor asocia a oler el poto. lo bueno es que no se excluye a sí mismo del análisis y habla en primera persona plural, entonces no vendría a ser una incoherencia. pero de todos modos es llamativo.

    Me gusta

  4. David dice:

    Me causo bastante gracia el articulo, sin duda una fotografía nítida de una tendencia chilena. Aun asi he pensado por buen tiempo que mas que cambiarnos como sociedad lo primero es aceptarnos. El potencial chileno se ve opacado porque nos criticamos demasiado en vez de aceptarnos. Una vez superado esto creo que empezaremos a amarnos mas y progresar desde lo que tenemos como base en vez de buscar ser lo que no somos. Que el shileno sea “apitutao”, “pesimista”, “chaquetero”, etc. no es el problema ya que todo esto se puede aprovechar si se toma de cierta forma. El problema es que no lo aceptamos y preferimos criticamos.
    Saludos amigo!

    Me gusta

  5. Navegao dice:

    A riesgo de chacrear la lectura, creo que pertinente señalar que muchos de los agudos olfateadores terminan metiendo algo mas que la nariz en nuestros traseros, y sin permiso la mayoria de las veces.
    Saludos.

    Me gusta

  6. Que buen comentario…incisivo,y divertido ; el clasismo y arribismo es un elemento constituyente de nuestra sociedad,incluso tú,reconoces seguir haciéndolo,aunque eres consciente de la mala práctica…con las buenas intenciones no llegamos a ninguna parte…pienso que hay que empezar nomás,a mirar diferente,para que los niños aprendan…Al cabo de unas cinco generaciones,podríamos tener alguna oportunidad…

    Me gusta

  7. Carolina dice:

    Me reí demasiado! Meter la nariz en lo ajeno es tan propio de nuestra idiosincracia como preguntar si te casaste y con quien y si tienes hijos a 5 minutos de haber conocido a alguien. Muy apropiado comentario, se lo que es en verdad que te metan la nariz en el traste desde que me vine a vivir a provincia! Son bravos aquí!!

    Me gusta

  8. Andrés dice:

    Me alegro de haber crecido en una sociedad menos clasista y arribista que la chilena. Hay que ver lo pajera y gris que es la sociedad chilena vista como un todo.

    Me gusta

    • karol dice:

      Hola, acaso no has pensado que existe un interés en saber orígenes comunes??? Somos tan pocos como país, que las personas que creen que son únicas y sin interés de encontrar patrones comunes da pena. Mis hijos estudiaron en un colegio privado por cercanía de casa. Personalmente estudié en un colegio de número reconocido de la comuna de Santiago y estudié una carrera de vocación de servicio en una Universidad estatal de Chile, todo lo anterior en un ambiente horroroso del año 85, con un padre como víctima del gobierno de esa época. Mi camino hasta ahora no me hace ni más pequeño ni más grande, sólo soy. Mi trayectoria, logros como persona y profesionales, sí merecen una opinión, y no tiene relación a mi poto, sino con mi esencia.

      Me gusta

  9. Francisco dice:

    Divertido pero falto de sutileza. Sarcasmo duro, burdo, no elaborado. Faltó ironía fina, inteligente, elaborada. El sarcasmo es a la ironía como un eructo a un suspiro.
    Buen artículo pero con el prestigio del autor se espera algo mas elaborado.
    Saludos

    Me gusta

  10. Luis dice:

    amigo, tanta razon en lo que dices… hay muchos que no se dan cuenta de lo que hacen…. Yo no vivo en Chile hace un tiempo, pero al visitar, termino bastante molesto con personas sapas que te preguntan hasta lo inpreguntable XD.
    Ojala eso acabe de una buena vez.
    saludos

    Me gusta

  11. vero dice:

    El gusto por…cagar (se hace por el poto) a los chilenos siempre! A sabiendas que esta costumbre es mundial pero tienen q echarle la culpa a los chilenos hasta cuándo!

    Me gusta

  12. Eduardo T. dice:

    Fantástico! Como extranjero confirmo que es la característica que más detesto del chileno que por lo general es un pueblo excelente. Me ha tocado sufrir interrogatorios por chilenos de todas las comunas, edades y espectros… En fin siempre destaco eso y la inhabilidad para saludar en los ascensores como aspectos banales negativos de la sociedad chilena. Lejos menos importantes que lo acogedores y cálidos que son una vez introducidos formalmente…

    Me gusta

  13. Georgina dice:

    Muy bien su análisis, es muy cierto que todos hacemos lo mismo en mayor o menor grado, son las nuevas generaciones las encargadas de cambiar esto, los jóvenes y es por eso que nosotros tenemos una gran trabajo que realizar al respecto con nuestros hijos. Pero yo agregaría que lo peor no es oler trastes ajenos, porque de algo sirve en cierta medida tantear el terreno que estamos pisando, es parte del conocerse e interesarse por la vida del otro, lo malo está en discriminar y segregar después oler, eso es algo que va mucho en la educación que se recibe en cada familia, cuando caemos en eso ya estamos en temas más complicados que tienen que ver con valores. Y los valores son más difíciles de cambiarlos que las malas costumbres. En Chile todo el mundo quiere asegurar un estatus y para poder lograrlo hay que hacer buenas jugadas, rosarse, pagar caro, gastar más de lo necesario, endeudarse cueste lo cueste, y finalmente se pierde el sentido verdadero de vivir, ser feliz y trabajar en el camino de la felicidad más que en el camino de las apariencias y el que dirán, no basta con opinar también hay que actuar y enseñar. Es mi humilde opinión.

    Me gusta

    • Carolina dice:

      Estimada Georgina, me deja una extraña impresión tu comentario, la resignación de quien por defecto se mete en la vida ajena, pero no quiere que sus hijos lo hagan…. curioso. En lo particular y aunque no es lindo ser autoreferente, no me queda de otra porque aquí cada uno opina a titulo personal, no me educaron así, nunca vi a mis padres interrogando a sus amigos ni a tampoco a los extraños y yo tampoco lo hago, me parece vergonzoso. Mis hermanos tampoco lo hacen… Por tanto espero que mis hijos tampoco lo hagan, se educa con el ejemplo también……. si queremos cambiar algo que nos molesta, tenemos que partir por uno, sino como? mi humilde opinión.

      Me gusta

  14. Georgina dice:

    Estima Carolina, no es resignación lo que comento, yo tampoco fui criada de esa manera, pero en la vida te tienes que involucrar con muchas personas, y para poder convivir bien y aceptar al otro tal como, es debes ser tolerante, lo que no significa que debas seguir la corriente, lo que digo es que por defecto como bien tu dices también en este involucrarse con distintas personas yo también he caído en el olfateo de traseros, cosa que también me parece horrorosa, pero no soy un ser perfecto y estoy en Chile y soy Chilena, pero tampoco creo que esto solo ocurra en Chile. Gracias a Dios hasta el momento puedo decir que mis hijos no saben olfatear traseros, y estoy muy de acuerdo contigo en que hay que practicar con el ejemplo, pero no me gusta que cuando hablamos de defectos siempre culpemos al resto de lo mal que está la sociedad en ciertos aspectos, siempre se trata de hablar en tercera persona como si nosotros mismos no fuéramos parte de una sociedad, la “perfección” solo existe en la naturaleza, y lo que no se debe perder es la voluntad para tratar de ser mejores cada día y eso no es resignación. Con cariño

    Me gusta

  15. sol dice:

    Puta, a mi me pasa q a veces para generar conversación con una persona que no conozco pregunto en que trabaja o algo así, xq creo q de la pega sale harto tema a veces, pero tb se puede interpretar como oler poto :/

    Le gusta a 1 persona

    • Manuel Romero dice:

      Es lo mismo que quería acotar xD. Nunca fui bueno para conversar, entonces uno tiene que interrogar para saber si hay de dónde agarrarse :\. Lástima que como es tan intrusivo, la gente se espanta o aburres xD.

      Me gusta

  16. Marco A Carvacho dice:

    Matías:
    Muy buenas tus observaciones. Sugerentes, atractivas y creo que nos llegan a todos. Solo me surge una pregunta: Cuando te presentas como Matías Carrasco R-T ¿Qué quieres decir con R-T? ¿Es también una forma de mostrarnos el poto?

    Me gusta

  17. Felipe dice:

    agregaría algunas cosas, hay que recordar que esto no es sólo historia presente, esto se arrastra hace +200 y más años, sólo basta mirar un poco los libros de historia de Chile y de cómo las familias se conformaron, revisar los barrios de la calle República, de la calle 18 etc., europeos que venían a casarse con hijas de adinerados chilenos para tener mejor posición, de ahí viene todo esto, es hasta entretenido visitar algunas iglesias antiguas en Santiago y revisar los nombres que ahí aparecen enterrados, en fin, un país pequeño con gente engreída amante del poder…

    Me gusta

  18. Fran dice:

    Vivo hace más de 10 años fuera. Gracias a eso, y a mi determinación de abrir mi mente y dejar atrás todo lo que me parecía mal del cuiquerío chileno, perdí esa odiosa costumbre con la que crecí y que practiqué más de la mitad de mi vida. Cada vez que viajo a Chile, tengo la esperanza de la globalización haya hecho cambiar esto. Pero no. Ahí sigue. Arraigado en el adn de la gente. Y es que si no cambian los padres, no cambiarán los niños. Es lo que se les enseña. Es lo que se respira en el ambiente, en los colegios, en las reuniones sociales. No cambia. Ni un poquito. Y creo que al final del día, lo que lo motiva es el miedo. Creo que al cuico chileno le da TERROR asumir que en realidad es igual al resto. O que el resto puede ser igual a ellos. ¿Qué tendrían de especial si es así? ¿Qué les daría seguridad? Qué los haría sentirse superiores? Habría que “convivir” con gente que piensa diferente, tiene una religión diferente, vive diferente, se viste diferente, habla diferente…Qué horror no? 😉

    Me gusta

    • Juana Muñoz Sarmiento dice:

      Fran, cuidado con el uso del vocablo “cuico”. Creo que no sabes que es un acrónimo que proviene de la lengua del coa, formado por la primera sílaba de dos términos vulgares, muy usados en Chile: culi… y concha… Nace como una manera de vengarse el maleante del futre.

      Me gusta

  19. Pensapositivo dice:

    20 anios fuera de Chile por que al final me apesto esta manera de ser. Si , es asi, me aburri de oler y que me olieran el poto. Hoy en dia vivo en EEUU, y nadie me anda holiendo el poto , salvo que me preguntan de que pueblo vengo….no es una determinante para definir una relacion pero es una determinate para decir, aha tu vienes de ytal pueblo entonces tus hijos estudiaron en tal colegio ( educacion gratuita, estatal y de calidad ) . Y porque es esto? pq la educacion es estatal, pero no es lo mismo estar en el colegio publico de Newton en Boston o de Summit en New Jersey que en el colegio publico de Chelsea en Boston o Newark en New Jersey….porque digo esto? por alkgo muy simple, porque por naturaleza los humanos tratamos de destinguirnos de otros por medio de tratar de establecer ciertos parametros que son educacion, donde se vive, etc. Lo de los chilenos es lo mismo de los Indios, Argentinos, Italianos ( son bien clasistas) o espanoles( requete clasistas) . Y los gtingos donde el clasismo no tiene una gran connotacion, existe a baja escala, y normalmente es definido en donde vives. Si eres padres elijes el pueblo donde vivir dependiendo de su educacion, aunque es la misma para todos,, no es lo mismo una escuela donde el 90% va a la U vs a un 30% esto a las clara te dice quuienes seran tus vecinos, y esto define el costo de la vivienda, y al final define a que grupo perteneces. Esto pasa en Europa, Asia, Africa, etc….no es particular de Chile, claro que en Chile comparado al mundo desarrollado es mas exhacerbado…somos animales, y neceistamos olernos el poto para saber con quie nos estamos mezclando.

    Me gusta

  20. maribel dice:

    Me da mucho que pensar, el dar la mano y solo mirar aquel que no tiene pedigree según nuestros criterios aveces creemos que nos hace mas importantes en una sociedad que esta desbastada por el racismo y el clasicismo…. gracias

    Me gusta

  21. Osadolor Totoreto dice:

    Comparto el contenido, aunque en la redacción se deja ver otro de los males que aqueja a la sociedad chilena: el eufemismo, el no decir las cosas por su nombre. En España al CULO se le dice CULO, no “allí donde termina la cintura”, “trasero”, las “partes íntimas”. Tanta siutequería en un texto tan corto. Al final, me arruinó el mensaje

    Me gusta

  22. Yako Angara dice:

    Cuando quiero saber algo lo pregunto, cuando quiero saber de alguien pregunto por él (ella), cuando nos interesa conocer a alguien sencillamente dialogamos preguntando, comentando y respondiendo. Pero no hay obligación de responder lo que no queramos. La curiosidad no representa engaño ni tiene que ver con el olor a poto, es parte de la comunicación. No veo que haya algo que cambiar si el ser humano ha clasificado desde que tiene inteligencia.

    Me gusta

  23. Leo dice:

    Irreverente si… pero ¿verdadero?: Total!!… No me había acercado a olerte hasta ahora… pero comenzaré a leerte, por lo menos… Qué seas feliz y Dios te bendiga… Leo Castillo.

    Me gusta

  24. Jorge dice:

    No podemos generalizar, me parece demasiado orgulloso y poco sabio tus comentarios…hay gente que es sincera y es inevitable hablar de donde uno viene y que hace…o sea no podriamos hablar con nadie, es ovbio que uno busca elementos en común.

    Me gusta

  25. No hables de Chile cuando te refieres a stgo, por favor la capital no es chile y en regiones la gente no es como la describes, yo me fui de stgo para vivir en el sur y justamente los unicos que me han hecho ese tipo de preguntas son santiaguinos, en cambio el sureño no pregunta… solo ofrece. te pido porfavor en una proxima nota tuya si vas a hablar de chile investiga si efectivamente es en TODO chile.. y te encontraras con la agradable sorpresa que los de regiones son una especie totalmente distinta a la capitalina. Quizas debieras hacer el experimento y vivir fuera de la capital y lejos de su gente que tanto criticas. te sorprenderas con lo que te vas a encontrar!

    Le gusta a 1 persona

    • Carolina dice:

      Hola, soy de Centropolis y vivo en el sur hace 11 años… jamás en la vida me habían preguntado tanto que cuales “….” era yo, si de los de acá o de allá… y qué como me llamaba con los 2 apellidos… para saber si tales o cuales eran parientes míos, clasismo total! eso de los brazos abiertos a ciegas no me ha pasado y al final uno se acostumbra… la gente es de círculos cerrados y selectos… y donde estudian tus hijos y el barrio donde vives es muy importante… y como me toca viajar bastante por trabajo conozco mucho! Osorno fatal, Puerto Montt menos y Temuco… ni que se diga!!! todos te huelen el traste.

      Me gusta

  26. Maria soledad dice:

    Goze tu columna al leerla. Veraz aunque suene sarcástica . No pude dejar de acordarme de una Tia abuela que nos visitaba a almorzar los fines de semana , tipo 11 Am y mientras mi mama nos gritaba para apurar el aseo y ayuda casera., esta tía se sentada cerca de la mesa de correspondencia y cuentas de servicio , tomaba una , se abanicaba con ella simulando tener mucho calor y , luego comentaba los contenidos .. ” …le sale harto en luz, su prima paga harto menos ” Luego tomaba otra y decía… Así que le mando una postal la sofia … Etc etc . Así cada 15 días mi madre se encargaba de dejar en la mesita solo aquello que podía ser visto por esta tía y que podría ser comparado y comentado con sus otra sobrinas a quien visitaba los
    Otros fines de semana.

    Me gusta

  27. Excelente, me encanto hasta para la salud es lo mismo incluso aquellos funcionarios que una enfermedad catastrófica la atienden de otra manera aunque el Estado ponga las lucas $$$ solo porque el prestador es distinto hacen diferencias aquerozas con Fonasa/Isapre

    Me gusta

  28. Juana Muñoz Sarmiento dice:

    Matías: Un pequeño aporte. “Currículum”, ahora también “currículo” para la RAE, viene del verbo latino de la 3′ conjugación “curro-curris-currere-cucurri-cursum” que significa “correr” y del sufijo diminutivo, también latino, “culus-cula-culum”, por lo que “currículo” significa etmológicamente “la carrera de la vida de alguien en pequeño”.
    Buen artículo. Hace patente una situación arraigada en la mentalidad del chileno y lo que es peor, muchos son los que están plenamente conscientes de ello y lo hacen su forma normal de vida, porque con ello obtendrán mejores dividendos. Lamentable, solo con una real buena educación es posible superar estas taras.

    Me gusta

  29. Pablito M dice:

    Vivo en el extranjero 45 años, desde el ’70.. (no, no salí arrancando) trabajo en una sede diplomática extranjera (no la d Chile) por 21 años ya. Fuí a Chile 3 años atrás para ver que Chilito HA cambiado, hay nuevos edificios por todas partes, Shopping Malls, Cafetrias modernas, medio mundo speak English, etc. Tristemente lo que NO ha cambiado es la gente, con sus buenas y malas costumbres y la forma de pensar de la sociedad en general… ejs. Personas van al Supermercado los Sábados o Domingos y llenan uno o dos trolleys con mercadería y se pasean dentro del recinto, se recorren todas las secciones “luciéndose” con los carros para que todos sus amigos o compañeros de trabajo los vean, solamente para después d un rato abandonar los carros en una esquina.. Señor, Señor, se le olvidó el trolley !!!!.
    Un amigo mio “gringo” fué a Chile unos años atrás y volvió impresionado d ver a la gente muy bien vestidos, a la moda y con ropa d buena calidad, pero sabes qué ?? me dijo, andan todos muy bien vestidos, pero no tienen ni un veite en los bolsillos, YO ?? no ando tan bién vestido pero tengo dinero en mi bolsillo y en mi Banco, riéndose.
    En la mayoría de los lugares donde me encontraba con gente (fui hasta Patagonia) por lo general la primera pregunta después del nombre: y qué haces ??? y cuando les respondia q no les podia decir cual (por razones de seguridad) Embajada trabajo, se enojaban, soy creído wn… esto no cambia, y si llegase a ocurrir, tal como dijo Eugenia Mejia acá arriba, se van a pasar unas 5 generaciones, talvez menos, pero tiene que haber un “comienzo” .Lamentablemente los malos hábitos son dificiles de erradicar…. Suerte Chile.

    Me gusta

  30. El artículo también muestra otra característica muy chilena y provnciana, de creernos únicos en cuanto a vicios y virtudes. La verdad es que ostentar símbolos de status como apellido, colegio y cosas por el estilo es universal e igual de viejo que sentarse en el poto, ya que estamos en eso, pero nos encanta creernos especiales y que es algo que pasa “solo en Chile”. Hay distintas formas de ostentación y el “abajismo” parece que es la que está de moda en Chile por estos días

    Me gusta

  31. Marisol paya dice:

    Si te hace esas preguntas una persona común y corriente, humilde, de población por ejemplo, te molestaría ? Seguramente no, pero si te la hace un Balmaceda, un Perez Cotapos , si sería incómodo para ti. El problema no es la pregunta, sino la respuesta . En el fondo es nuestro problema!, porque quizas nos da miedo que sepan que no somos del grupo GCU, si estamos orgullosos de lo que somos y valemos que nos puede importar que pregunten lo que quieran, si no nací en el barrio alto, ni estudié en colegio con cuota de incorporación de 2 millones o mas, no soy GCU y punto, que importa!!?? No soy culpable de no ser rubia de ojos azules, ni de tener apellido rimbombante. Pienso, por tanto, que no es culpa del ricachón que pregunta, si no de nosotros, nosotros somos los arribistas! A nosotros nos molesta contestar, porque no nos gusta la respuesta.

    Me gusta

  32. Carolina Rodríguez dice:

    Que pena que en Chile no haya “nobleza” como en Europa, porque tendríamos la oportunidad de oler también potos con pedigree y ascendencia aristocrática. En Chile y en todo el mundo existen en sectores de élite estos comportamientos livianos y banales, lo cual no justifica nada.

    Me gusta

  33. Y cuando te preguntan eejem tu eres? de la familia potitos de las Condes, y si uno dice no, eejemm soy… de la familia potito de La Pintana, entonces el gesto de arrugar la nariz, es que hueles a poto pobre, y dejan de olerte. O eso, de esta niña es de muy buena familia…

    me gusto! tu articulo. 🙂

    Me gusta

  34. Pablo Fernandez dice:

    Estimado Matias, permitame comentar que; creo que la practica de oler el trasero no solo es una practica nacional sino que global. Así como los perros de toda latitud del planeta practican este acto, los seres humanos también lo hacemos … inevitablemente. Ante todo, también somos animales. Si viaja a otro país notará la misma practica y sin querer además a todo lo del curri-culo le preguntarán, su procedencia (para bien o para mal). Los humanos al igual que los perros y todas las especies de animales de este planeta hacemos segmentación, inevitablemente.
    También creo que el problema no es en si oler el trasero, sino que “lo que esperamos al oler” un apellido europeo, estatus social, la marca de un auto, que reality ve, solo vanidades.

    Saludos

    Me gusta

  35. Gonzalo Eyzaguirre dice:

    Muy cierto pero ordinariamente mal tratado. Para el “hombre” desde la Edad de Piedra, ha sido fundamental saber con quién se relaciona. Cuando requerimos de un cardiólogo le preguntamos a todos “cual será el mejor” y eso es lógico, normal y juicioso. Lo mismo para mandar los hijos al colegio etc. etc.
    “Dime con QUIEN andas y te diré quien eres” es un refrán global y como UD ha captado, hasta los perros lo ponen en práctica.-
    Todos los hombres son iguales, hijos de Dios.🐗

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s