SOMOS WINNERS: RECTIFICACIÓN

En relación a la columna que escribí hace algunos días con respecto al caso de Martín Larraín, quisiera hacer una breve aclaración:

  1. El escrito generó discusión en las redes sociales, recibiendo buenos, malos, medidos y desmedidos comentarios. Pero hubo un punto de vista, quizás el más minoritario, que me hizo pensar y querer rectificar sobre la columna. Y es que algunos planteaban que no era correcto cimentar mi reflexión sobre este único caso, atribuyendo culpabilidad a Martín Larraín, aún cuando los tribunales dictaron su absolución. Y tienen razón.
  1. Recojo el guante y asumo que me equivoqué en este punto, sin ser el centro ni el interés de mi reflexión. A la luz de la información pública con la que contamos gran parte de los chilenos en este proceso yo me formé una opinión. Sin embargo, y con la cabeza más fría, admito que eso no me da el derecho a presumir su culpabilidad, por muy extraño que me haya parecido el fallo. Martín Larraín también tiene derecho a que se presuma su inocencia. Lo pude haber planteado de otra forma.
  1. Tampoco mi interés era sumarme a la seguidilla de mensajes y comentarios destemplados que corrieron a toda velocidad por las redes sociales, sino más bien hacer una reflexión sobre las lecciones que nos dejaba este caso (y sus públicas repercusiones) a un sector de la sociedad. Pero es cierto también que no es sólo por este juicio puntual que en Chile se está incubando una sensación de impunidad e injusticia. Una nueva e equivocada imprecisión de mi parte.
  1. Por tanto, creo justo reconocer lo que a estas alturas me parece un error en el planteamiento de la columna y lamento que eso haya ensuciado el mensaje central que buscaba transmitir.
  2. Con todo, retiré la columna de circulación durante un par de semanas. Sin embargo, para que se entienda de qué estoy hablando y a solicitud de algunos respetuosos lectores,  repongo más abajo el escrito, sólo con pequeños ajustes en su tercer párrafo. El fondo se mantiene.

Esta rectificación que puede parecer a estas alturas impopular, tardía o innecesaria, nace por iniciativa propia y nadie me la ha pedido o me ha invitado a hacerla.

COLUMNA: SOMOS WINNERS

Vivo en Vitacura, la comuna más rica de Chile. Estudié en un colegio particular pagado, de los mejores del país, y mis hijos, por supuesto, también están matriculados en otro de los mejores. Me he hecho de un buen grupo de amigos, y con ello, también de una importante red de contactos. Tengo un trabajo estable, gano bien y disfruto de una vida sin mayores sobresaltos. Pertenezco al grupo de los privilegiados. Y en otros tiempos, podría haber sido yo Martín Larraín o uno de sus acompañantes la tarde del accidente.

Y por eso miro el comentado fallo del Tribunal de Cauquenes con pudor. Porque siento que, matices más o matices menos, soy parte del mismo grupo del hijo del Senador. Porque siento que la indignación de miles de chilenos apunta directamente en esta dirección. Porque creo que la rabia y desazón de la familia del fallecido me interroga y me interpela.

Más allá de este caso, se está incubando una peligrosa odiosidad en Chile ¿Por qué? En parte porque somos nosotros quienes, desde esta vereda, hemos ayudado a alimentar una cultura clasista, simplemente por no querer soltar la teta del privilegio y la seguridad.

Somos pocos, pero a pesar de la pequeña muestra, lo tenemos prácticamente todo asegurado. Gozamos de acceso a la salud privada, sin filas, sin esperas, con servicios de hotelería cinco estrellas. Nos educamos en colegios de elite, con los mismos de nuestra “especie”, sin nada ni nadie que altere el paisaje. Vivimos en las mismas comunas, en los mismos barrios. Compartimos los mismos servicios de alarma e intercambiamos los números de contacto de seguridad ciudadana, para sentirnos a salvo.

Estamos protegidos. Tanto, que incluso la justicia nos pasa por el lado.  Al menos es la sensación que va quedando, evidencia en mano, entre la gente. Y eso no es bueno, no es sano, no es justo, no es, si a alguien le importa a estas alturas, cristiano.

Somos winners. A pesar de tenerlo, lo queremos seguir teniendo todo e inventamos trampas y triquiñuelas para no ceder ni un solo centímetro de nuestra acomodada posición. Vea usted lo que pasa con los impuestos. No nos gusta pagarlos. Simplemente porque no lo encontramos “justo”. Entonces recurrimos a la vieja y generalizada práctica de crear sociedades con el único fin de eludir con elegancia la carga impositiva. Y así, ganamos de nuevo.

Hasta a las nanas les regateamos el sueldo. Ahí también aparece otra de esas malas prácticas, compartidas de generación en generación, de imponerles por el mínimo. Así no más. Ganamos otra vez.

Y cuando uno intenta hablar de estos temas, lo acusamos de resentido o de promover la lucha de clases. Y así triunfamos una vez más y evitamos tocar asuntos que no nos gusta ver porque nos incomodan , nos ponen en evidencia, nos muestran en nuestra cara el amargo sabor de la inconsistencia ¿Alguien podría hacerse el indiferente?

Debo reconocer que sospecho que este apacible nido, que este rincón de seguridades, debe comenzar a dar ciertas concesiones. Algo tiene que cambiar. Nosotros tenemos que cambiar. La sociedad ya no tiene aguante para seguir tolerando un desfile de decisiones injustas que siguen privilegiando a unos pocos. No podemos seguir siendo absueltos sin pagar ninguna consecuencia. De lo contrario, la convivencia entre unos y otros se hará cada vez más difícil, más hostil y violenta.

No sé cómo se hace. Pero hay prácticas que debemos dejar atrás. Miradas que debemos evitar. Murallas que tenemos que comenzar a demoler. Lenguajes que tenemos que cuidar y estilos de vida que revisar. Y lo más importante: entender que la única manera de crear una sociedad más justa es comenzar por ceder parte de nuestros privilegios…y aprender a perder. No hay otra salida.

Feliz Navidad (aunque hoy no sea para todos).

Estándar

26 thoughts on “SOMOS WINNERS: RECTIFICACIÓN

  1. Luz María dice:

    Bien Matias , agradezco la rectificación , quien soy para juzgar a Martin Larrain o a cualquier persona …..,,pienso que en tu columna el tema se politizó en cierta medida y me imagino que esa no fue tu motivación al escribirlo …… …
    Pienso también en lo mal que lo ha pasado toda esa familia…..
    Basta ya de sumarse a comentarios TAN Mala Leche que muchas veces contribuyen a mas odios entre nosotros los chilenos…..
    Gracias Matias y que tengas un Feliz Año 2015 !

    Me gusta

  2. jose ignacio Bustamante dice:

    Estimado
    Yo no lei su columna sobre Martin Larrain ya que fue sacada antes de que me enterara de su existencia, no se cual es su contenido pero es bien clara la posicion que adopta, a mi parecer es absolutamente reprochable utilizar medios masivos para dar un juicio de valor sin tener argumentos de defensa , a mi parecer el caso del atropello y su resolucion tiene visos de ser un caso turbio en que claramenre la justicia no actuo ciegamente y que en concecuencia de su acto (publicacion de la columna) irrespobsable deja en calidad de victima al afortunado joven Larrain, acto destemplado que en ningun caso aporta a la discusion publica.

    Me gusta

  3. Robinson Moraga dice:

    ‘Hay un título de un libro que se llama “Dios no parpadea”, lo que representa que a El no se le puede engañar y el tiene ya su veredicto justo y aplicará su justicia en su debido tiempo y no olvidar que el tiempo de Dios es el tiempo perfecto.

    Le gusta a 1 persona

  4. Ro dice:

    Sinceramente creo que estuvo de más esta rectificación, no debiste ceder a las críticas, no te equivocaste en nada, esto fue una injusticia y no porque lo haya decretado la “ley” el resultado va a ser justo. Lo que escribiste antes fue muy genuino así tal cual, pienso que lo echas a perder un poco ahora con esto. Saludos

    Le gusta a 1 persona

  5. Nicolás Oyarzun. dice:

    Bien. Valiente. Te felicito Matías. Sobre todo en un país en el cual todos creen tener la razón y pensar o actuar distinto nos puede llegar convertir incluso en “cobardes”.

    Cobarde es el que no cambia, el que no perdona, el que no pide perdón.
    Opinar no nos convierte en mejores o peores personas. Menos a través de un medio en el cual lo único que no tenemos claro es la identidad de quien escribe.

    Mal por Larraín? Mal por la justicia? No lo sé. Habría que estar en los pantalones de un padre, el que sea, que se enfrenta a algo como esto.

    Lo que sí podemos sacar en limpio, es que tenemos que enseñarles a nuestros hijos lo que significa INTEGRIDAD. Eso nos evitaría tanta discusión y, probablemente tendríamos a un valiente que aceptó su culpa sin arrancar y escudarse tras los pantalones de su padre. El resto, se puede interpretar de distintas maneras.

    Le gusta a 1 persona

    • Sergio dice:

      Yo tampoco alcancé a leer la carta, sin embargo me resaltan dos cosas, la capacidad de alguien de cambiar su visión en el corto plazo sin miedo a las críticas de los que aplaudieron cerradamente la primera postura y en segundo lugar que la verdad no existe, cada persona tiene un prisma único basado en su propia experiencia, emoción o recorrido, un mismo hecho puede ser analizado y tener tantas verdades como los ángulos de una circunferencia, 360 grados para no hacerlos pensar de más, lo clave para mi gusto en todo este asunto, es recalcar el respeto a lo distinto a lo que no nos parece, sólo entonces podremos criticar de forma constructiva y real. Acá Matias ocupa a Larrain para hacer una crítica más profunda, dirigida a la sociedad donde vivimos, donde queda la sensación que el ser y tener están por encima del sistema, ya sea literalmente encarnado en la posibilidad que los tribunales fallen de forma influenciada y también por que en todos los análisis acá expuestos el tema central parece ser la posición social como eje, que éste es de Vitacura aduciendo a su calidad de aventajado, otras defienden al aventajado y lo digo en femenino para que no digan que somos machistas, aduciendo a que la realidad es así..diferente! Y aquí hago un estop bah perdón quize decir stop, eso me gustó, eso de la realidad es que la diferencia es propia de la existencia humana, ósea no existe la famosa y tan vapuleada y tan manoseada palabra IGUALDAD??? Principalmente por los políticos, aprovechemos de pegar palos! Si, a estos huevones les fascina lavarse los dientes con esta palabra! Perdón por la expresión pero ya esta aprobada por la real academia, no señores sépanlo desde ya si había comprado, ese pan con mantequilla no existe, desde que el mundo es mundo no ha existido la igualdad, sino pregúntele a Caín porque le aforró a su hermano y de paso se lo pitio, digo de paso porque no quería llegar a esos extremos, pero acá un buen ejemplo de que la agresión de cualquier tipo conlleva el peligro de sólo saber como empieza y no donde termina..no es menor este concepto, suena sencillito pero purra que es profundo! Expresión real académica de nuevo! Tenemos que aceptarnos como seres únicos e irrepetibles y dejar de querer ser unos mejores que otros y viceversa. Este país lamentablemente esta dirigido con el objetivo de mantener a la gente en veredas separadas, la verdad no es muy difícil, porque el día que la gente se de cuenta que somos todos del mismo bando, a estos señores se les termina la fiesta! Mientras nosotros sigamos entusiasmados discutiendo huevadas, apasionadamente, los gobernantes van tejiendo las leyes y normas que nos rigen a su ritmo, donde llama la atención que es el único rubro donde el empleado se sube el sueldo y se demora un día en hacerlo, porque ahí si que la ley funciona o no mis queridos contertulios..nosotros acá fundamentando y discutiendo de lo lindo, mientras la clase política está de izquierda a derecha tejiéndose un chaleco antibalas! Porque donde se ha visto que una vez que la persona deja de trabajar, tiene sueldo vitalicio, si eso es muy elocuente, no están viendo las bolas, ésto es lo que el amigo Matias en realidad quiere criticar, si el amigo Larraín es un pelo de la cola, Larrain es la desigualdad personificada y ese es su juego, mientras hayan Larraines dando vuelta, ellos se aprovecharán para generar esta discusión, “queremos igualdad” mueran los de Vitacura, y ahí estamos nosotros como wueones discutiendo y ellos haciendo la parodia de que están trabajando para conseguir la igualdad que nosotros ingenuamente apelamos! No existe señores, no la busquen no la aspiren es un invento una calle sin salida, hasta que no dejemos de creer en santa Klaus, ese espejismo será el mejor refugio de los políticos! Lo concreto y real, es que la gente que nació con plata o con aptitudes para generar recursos económicos tira el carro y la redistribución es la única herramienta para dar mejor calidad de vida a los mas necesitados, nunca igualdad, si mejores oportunidades nunca igualdad, no sea HUEVÓN no existe! De a poco muy de a poco la plata ha ido llegando a más lugares y a más personas, porque la realidad es que la plata a si es muy importante, es el medio para lograr desarrollo, cuando usted escuche a estos rufianes decir, señores la economía no es lo mas importante, por encima esta la cultura la educación la salud etc. Usted pregúntese como financian todas esas weas! Ups esta expresión no está aún aprobada por la real academia, pero soy un visionario muy pronto lo estará! Usted puede tener un Mercedez pero sino tiene bencina, sencillamente no anda! Me entiende?
      Felicitaciones Matías, es verdad, Larrain es sólo un componente y de repente de verdad se había tomado sólo una leche con Milo, un poco cargada nomás!

      Me gusta

      • Sergio dice:

        Hoy el sistema político económico redistributivo, funciona como subsidio a la oferta, ósea son recursos administrados por el gobierno y ellos le cancelan a los proveedores, por ejemplo en Salud por cantidad de niños en salas! Pero acá el pagador, el que tiene el billete es el gobierno, ósea el colegio o el sostenedor tienen que lidiar con el gobierno para recibir su pago y se ha visto que estas relaciones generan corrupción, esto es sólo un ejemplo, porque salud es lo mismo, donde el gobierno administra plata, la plata se mal gasta, ojo dije mal gasta no roba, mal gastar es que la plata no cumple su objetivo redistributivo, generar mejor calidad de vida no igualdad!
        Solución, subsidio a la demanda! La plata vuele integra a las manos de la gente, en cuponeras obviamente para que los mas pillines no se la tomen! Con este sencillo cambio, verían ustedes como a todos nos gustaría el libre mercado! Slds

        Me gusta

  6. Cristóbal Larraín dice:

    No alcancé a comentar la columna original, pero aprovecho esta rectificación para opinar. Leo las columnas de Matías porque me parece que entregan un punto de vista necesario, casi nunca leo los comentarios, pero esta vez los leí.
    Creo que desgraciadamente muy pocos lograron hacer foco en lo importante del mensaje, que según mi punto de vista no tiene que ver con política, ni repartir la plata, ni ser el hijo de alguien, tiene que ver con el titulo y el cierre, en definitiva, somos winners y no estamos dispuestos a ceder un poco de lo nuestro para que otros también puedan ganar. Leí comentarios de andate a vivir a otro barrio o renuncia a tus lucas, que no tienen nada que ver con el espíritu de lo que Matías quiso hacer ver.
    Somo winners y no queremos perder, lo queremos todo y si al del frente no le queda nada, me da lo mismo, incluso a algunos les provoca mayor placer. No tenemos la cultura de si tú ganas yo también gano, ser justos, ser empáticos, compartir. Para mi esto se resume en una simple frase “no hagas al resto lo que no te gusta que te hagan a ti”.
    El día que entendamos que el beneficio de los otros también puede ser mi beneficio, creo que empezaremos a vivir un poco mejor, pero para eso, tal como dijo Matías en su columna original tenemos que aprender a renunciar o al menos, a no quererlo todo.
    Como siempre buena columna, y si encontraste necesario hacer esta rectificación, está bien, sigue poniendo temas en la mesa, equivocarse es siempre una opción.

    Le gusta a 1 persona

    • Muy de acurrdo cin tu opinión. Fue un placer y una esperanza leer la primera columna con el Somos Winner, lo tenemos todo…, y …dejemos algo para que los demás también toquen… y concuerdo contigo en que lo medular de la columna retirada fue ese planteamiento maravilloso y generoso, grande en su concepción. Lamento que la haya retirado, esa columna fue un rayo de esperanza en esta barbarie de querer marcar distancias y diferencias… una lastima que cediera, sabemos que cuesta mantenerse estoico cuando nuestro entorno nos pide renunciar, y renunció. .. y con ellos desinfló el maravilloso serendipity -que ni el mismo logró dimensionar- era… yo le pediría que la reponga, y que esta rectificación venga tras ella, pero no sobre… su visión fue extremadamente pura y grande como para negarla, fue un sol.

      Me gusta

      • Muchas gracias Cecibarria.
        Y aprovecho de agradecer todos los comentarios: los de apoyo y de rechazo. Incluso los más destemplados. Ayudan a engrosar la piel.
        Nunca es fácil rectificar, menos en una ventana pública. Pero consideré necesario hacerlo. Soy periodista y hay cierta ética periodística y rigurosidad que cuidar. Dar una opinión no es sólo pasión y entusiasmo. Y en algún punto me equivoqué y rectifiqué. Y a los que me invitan a ponerme pantalones, no se preocupen. Puedo andar con ellos, sin ellos, con short o incluso minifalda. No tengo complejos. En un país acostumbrado a “no arrepentirse de nada”, hacerlo de vez en cuando tiene valor….harto valor. En fin. Con todo, repongo la columna a continuación de esta rectificación, sólo con ajustes en su tercer párrafo.
        Gracias a todos.

        Le gusta a 1 persona

  7. Cristian V. dice:

    Espero que el caso Larraín ayude a hacer patente que tenemos un muy mal sistema judicial, que debe ser cambiado. ¿Cómo es posible que distintos jueces valoren de tan distinta forma las mismas pruebas, concluyendo unos que es culpable y otros inocente?
    Pienso que la reforma procesal penal es UN SEGUNDO TRANSANTIAGO, que afecta a todo el país y no sólo a Santiago. Y es más grave que el problema del Transantiago.

    Me gusta

  8. Gemimah dice:

    Habías escrito un artículo genial. ¡Qué pena que hayas cedido a la presión y lo hayas eliminado! Por eso nuestro país nunca cambiará, porque nadie se atreve a luchar por los cambios. Igualmente te deseo un feliz 2015.

    Le gusta a 1 persona

  9. Daniel R. dice:

    Era una buena Columna. No se quién es Matías, pero esta rectificación innecesaria y carente de cojones hace al autor de este Blog perder toda integridad y ser una vergüenza para el género literario, que siempre debería ser libre y luchador. Una lástima, un niño que iba bien encaminado se atrapó en su propia zona de confort y se quemó. Pasó de ser un bloguero destacado a un escritorcillo del montón con características más de gallina que de aporte a la sociedad y un mundo mejor. Al guáter! Y feliz mediocridad.

    Me gusta

  10. maria pia dice:

    Leí el artículo y es una pena que haya cedido a las necesidades de los miopes de siempre, lo que usted apuntaba iba mucho mas allá del caso de ” martincito “…una pena, casi me hizo creer que había esperanza y francamente lo que hizo no parece impopular, ES IMPOPULAR.

    Me gusta

  11. Pamela B dice:

    Yo también soy una “winner”, viví en la Dehesa y ahora en una de las capitales mas chic de Europa, así que entro en ese grupito privilegiado también. Hace una semana lei el MEJOR comentario con respecto al caso Larraín! El comentario mas claro, mejor redactado y mas justo de todos. Un comentario que me llevaba a cuestionarme las cosas y a hacer ver que no por ser un privilegiado debo abusar de esta condición y que es NUESTRA la responsabilidad de originar un cambio de conciencia.
    Es una gran pena Matias que hayas sacado tus palabras de este blog. Una de las cosas que mas odio es tener que tratar de agradar para poder ser aceptada en un grupo. Tu comentario no tenía nada de injusto, todo lo contrario! Y tu tienes el DERECHO a dar tu opinión y hacerla saber. Aquellos que te criticaron son los que están mal, son los que no ven mas allá, y los que están en su zona de confort desde donde no tienen ganas de moverse y pasarían por encima de cualquiera por eso. La justicia solo existirá si somos valientes, sino… ya ves… mas hijitos de papá tapándose los ojos, confesándose en la iglesia los domingos, y vamos “pecando”, total papi me saca del problema y el cura me perdona por si el infierno existiera. Una visión absolutamente egoísta e injusta. Con esto no quiero decir que todos los “winners” sean así, conozco muchos que son gente derecha y con principios, pero son los “winners podridos” los que hacen daño, los que tratan a la gente de orígenes mas humildes como seres inferiores, sin derechos o simplemente les da igual todo.
    Mi crítica debe resumirse al grupo que pertenezco, porque lo conozco, así que no hay mejor que nosotros para lograr un cambio.
    Es por eso que mantengo mi opinión con respecto a los winners y me alegraría mucho Matias que, aunque hayas cambiado de opinión, vuelvas a poner tu primera crítica, para que todos tengan la oportunidad leerla y saber de que estamos hablando.

    Me gusta

  12. leburlesc dice:

    Aquí hay dos opciones:
    1- has sucumbido a presiones like a bitch
    2- realmente has cambiado tu forma de ver las cosas.
    El segundo caso me parecería muy valiente y estúpido de tu parte. Valiente porque no es fácil decir “me equivoqué” y menos en público. Y estúpido porque tu columna expresó muy elocuentemente la opinión de muchos chilenos, y, aunque ahora rectifiques, también en algún momento fue tu opinión.
    Ni siquiera argumentas tu cambio de opinión, mientras te refugias en el viejo discurso que dice “la ley es la ley”. Triste.
    Un saludo y espero que vuelvas a rectificar

    Me gusta

  13. Cristian dice:

    Me toca ser el resentido extremista: No lei la aclaracion completa, solo la lei hasta donde dice que el criminal martin larrain tambien tiene derecho a que se presuma su inocencia. Esto es tipico. Alguien se manda una cagá, pasa un tiempo, uno que otro hace un comentario al respecto diciendo que estuvo mal y no se que, y luego pasa. Todos terminan olvidando todo lo que pasó. Incluso ese criminal de martin larrain, pero si se hubiese ido preso y se lo hubiesen violado en la cana, estoy seguro de que nunca se le habria olvidado que mató a un hombre. Sin mencionar lo que pasó en el evento “Funa a la casa de los larrain”, una via publica estaba cerrada sin razon aparente, oh! esperen, la razon es que ahi vive el criminal de martin larrain y su papito no quiere que el niño pase mas malos ratos, despues de todo, un hombre se cruzó en su camino cuando iba en el auto curadito y le rayó la carroceria, encima todo asustadito tuvo que arrancarse por que el caballero no contento con haberle rayado la pintura al autito, se le ocurre morirse y al niño le daba miedo la carcel. Pero bueno, sigo. En ese evento, un ciudadano se identificó en nombre de todos en un control de identidad muy irregular. A ese ciudadano, un rato mas tarde, se le acerca un vecino del sector, conocido de los criminales larrain y le informa que sus datos han sido entregados a un particular. Adivinan a quien le puede interesar los datos de aquel ciudadano desconocido? OBVIO a los criminales larrain. Estos anunciaron acciones legales en contra de aquel ciudadano, arguyendo que este estaba incitando al odio en contra de la familia de los criminales larrain. Este es un pais donde la justicia no funciona, ustedes pueden hacerse los comprensivos y decir que el criminal merece que se presuma su inocencia, pero no es asi, no se merece nada. El pendejo que escribio la columna lo dijo, ellos son winners, no les falta nada, mientras que en mi casa hay un hoyo en la pared desde hace seis años, por que la plata que juntamos entre todos no alcanza para pagar arriendo y gastos domesticos. Y a aquel que crea que somos flojos, ademas de mi mas absoluto repudio y mi deseo de que mueran de manera violenta y gore, les informo que mi mamá trabaja desde los veinte años aca en Stgo, y quien sabe desde que edad antes de llegar aca, y nunca ha ganado lo suficiente para tener su casa y poder darnos educacion y mantener una casa bonita. Mi abuela paterna trabaja desde los siete y ya va pasando la primera mitad de su octava decada, y aun que ella si tiene una casa de dos por dos en un barrio horrible, que hierve de delincuencia en Buin, la casa está casi sin muebles y con un baño de mierda. Es de esperar que muchos digan “ah! pero este se cree especial, hay mucha gente que está peor de lo que cuenta”. Ademas de desearles la misma muerte que a los que piensan que somos flojos, les digo, ¿como vamos a preocuparnos de lo que le falta a los vecinos si aun no hemos satisfecho todas nuestras necesidades y deseos?. Y esa reflexion no es mia, la veo todos los dias en mi barrio, es un pensamiento que se respira en el aire. Bueno en fin, no por decirlo va a cambiar. Me despido, que los detractores de mi vision tengan una muerte lenta y dolorosa y a los que me apoyen y apoyen a los que son como yo, larga vida y salud privada!

    Me gusta

  14. Raul dice:

    La Integridad no se aprende…. se enseña con el ejemplo…. no es un tema de plata.
    Los Winners no existen porque al final todos perdemos de una u otra manera lo que siembras te alcanza y en algun momento te pegará fuerte en los dientes.
    Como dices la “Justicia” así entre comillas dice “Inocente”… todos sabemos que no es verdad no trates de tapar el sol con un dedo… o talvez quieren seguir siendo Winners tan sólo eso…
    Qué ejemplo dá un Empresario o politico que ocupa todas esas “Triquiñuelas” para ganar mas y cagar a sus Empleados… ese pecado no se lava con ir a pegarse en el pecho el Domingo en la Iglesia…
    Esa es la verdad… esto no dá para mas… a prepararse para lo que viene…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s