LA ESPERANZA QUE CHILE GANÓ EN LA HAYA

BULNES

Hoy comienzan los alegatos del equipo chileno ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya por la conocida demanda boliviana en contra de nuestro país. No se preocupe. No le voy a dar la lata en este tema que, por lo demás, poco conozco y menos manejo. No le voy a hablar tampoco de derecho internacional, de fronteras y latitudes ni de tratados de principios del siglo pasado. Pero sí hay un detalle, con nombre y apellido, que vale la pena destacar: Felipe Bulnes.

Y es que en tiempos donde todos contra todos, en un clima de desconfianza generalizado, en un ambiente de polarización política y donde Gobierno y Oposición fijan sus posturas sin dar espacio ni tregua al adversario, el tener a un ex Embajador y ex Ministro del Gobierno de Sebastián Piñera (dos veces, de Justicia y Educación) como responsable de defender los intereses de un Chile gobernado por Bachelet y la Nueva Mayoría es, en sí mismo, una noticia, una buena noticia.

Para quienes aún confiamos en que renazca de las cenizas la buena política y prevalezcan las necesidades de Chile por sobre las de un partido o coalición, ésta es una pequeña señal de esperanza que no se puede dejar pasar. Probablemente la respuesta a mi entusiasta optimismo sea que en asuntos de defensa nacional es costumbre cerrar filas, sin importar el color político. Dicho de otra manera, frente a una amenaza a la seguridad del país, todos se cuadran y entonan como hermanos las estrofas del himno nacional. Bien, le concedo el argumento.

Pero a mi parecer, los temas pendientes de Chile en educación, salud, el mejoramiento de las condiciones laborales, la disminución de la brecha de la desigualdad y aires frescos para nuestra constitución, si usted quiere, pueden ser una amenaza gigante para el desarrollo de Chile y su gente si no se les aborda unidos, tal como lo hacen por estos días nuestro agente en La Haya, militante de Renovación Nacional, con Heraldo Muñoz, Canciller PPD. Literalmente, como un equipo. ¿Me sigue?

La Comisión por la Probidad, en discusión por estos días, constituye también una nueva y minúscula luz en medio de la oscuridad. Aún cuando el anuncio de un “proceso constituyente” nubló las conclusiones de 16 profesionales volcados durante semanas a plantear medidas contra la corrupción, hubo allí un preciado intento por restablecer el diálogo y creer que el presente y futuro de Chile se puede y debe construir entre todos. La presencia de Rossana Costa, sub directora del reconocido think tank de la derecha, Libertad y Desarrollo, y ex Directora de Presupuesto del gobierno de Piñera, apunta también en la dirección correcta.

Está bien, usted tiene razón, una golondrina no hace verano, pero son al menos pasos, algunas huellas, que nos pueden mostrar un nuevo camino. Quizás sea el momento de sacudirse de tanta ideología, vender la retroexcavadora, abandonar la soberbia y sentarse a trabajar con todos los sectores. La envergadura de las reformas que hoy se pretenden ameritan participación, representatividad y apertura a todas las ideas y miradas, de uno y otro bando. No se puede ser tan terco para creer que la verdad estará siempre de nuestro lado. Hay que sentarse a conversar.

Quizás esté pidiendo mucho. Tal vez mis amigos tengan razón y lo mío es pura y sana ingenuidad. Pero lo de Bulnes es un hecho, un sólido y probado hecho, que enciende la esperanza. Chile ya ganó en La Haya. Algo al menos ganó en el famoso tribunal.


Por Matías Carrasco.

Estándar

2 thoughts on “LA ESPERANZA QUE CHILE GANÓ EN LA HAYA

  1. humberto urzúa gamboa dice:

    bueno y muy cierto el artículo. La exposición del agente Bulnes fue clara y certera, sin embargo, salvo que me haya distraído, debió haber empezado señalando que en un tribunal de justicia, como el de la Haya, se deben dirimir asuntos jurídicos, y no expectativas carentes de esa condición. Si Bolivia no impugna el tratado de Paz y Amistad de 1904, ni los condicionamientos del Pacto de Bogotá de 1948, ni ninguna encontrada juridicidad, qué se puede alegar; creo que la ignorancia boliviana encasilló a Chile en una defensa estéril, expuesta a injustificadas apreciaciones internacionales..

    Me gusta

  2. Osvaldo dice:

    Creo que ya lo comenté antes en algún otro posteo, pero sin conocer al autor de este blog, me identifico plenamente casi con cada cosa que plantea.
    Para mí también fue una grata y esperanzadora sorpresa ver a Bulnes liderando el equipo en La Haya, pero me sorprendió más aún que en ningún lado se comentara esta situación algo curiosa para nuestra política tan de blancos y negros.

    Qué lindo sería ver más esto; dejar las descalificaciones baratas y trabajar juntos los de uno y otro lado por un bien común. Pero también recuerdo lo que pasó cuando Ravinet se unió al gobierno de Piñera y debió ¡renunicar a su partido! para asumir el cargo -como si se hubiera cambiado de religión o algo por el estilo.

    Sólo queda la esperanza -ingenua, pero esperanza al fin- de que el actual vendaval en la política chilena lleve a una renovación importante, también social, que permita mirarnos más como compatriotas y menos como enemigos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s